Con la luna de testigo, el sabor de tus labios impregnados en mi piel. Entre nosotros, la luz, el aire de la noche, el ruido de la ciudad, en privado, nuestras mentes en perfecta sincronía, te vi acercandote, tus ojos iluminaban los míos, cada vez más cerca, como aquella vez, cada vez es más fácil, no quisiera que digas que no, de un momento a otro te tenía tan cerca, te senti tan cerca. Lentamente fui acercando mi mano a tu cintura, es difícil explicarlo, tu piel inquietada por el contacto de mi mano, paseando por tu cintura, memorizando tus texturas, tus señales, tu respiración acelerada con la mía, tus manos provocando sensaciones infinitas. Componiendo una armonía completa en el frío de la noche, en nuestro mundo privado, alerta y candente. Una vez máas acorralado entre tu cuerpo y la pared, sin más, sin quejas ni reclamos, una vez más tan fácil como siempre, tan exitante como siempre. Cínicos, indomables, agitados en la noche, en las calles de la ciudad, en privado.

4 complices cínicos

  1. Mond on 25 de diciembre de 2007, 9:30

    Así, con el ritmo de tus letras, de tus palabras, del frío que los acompaña, me llevas a soñar, a imaginar mi pequeño mundo privado, ese, que alguna vez existió y que, espero, vuelva a existir pronto.

     
  2. Vanto Y Vanchi on 25 de diciembre de 2007, 18:20

    úy, aplauso!!

    éste me gustó!!!

     
  3. mommy on 26 de diciembre de 2007, 0:17

    Como para ponerme a suspirar. : )

     
  4. Israel on 26 de diciembre de 2007, 14:02

    Saludines ... !!!
    wwwowww !!! ... me latio !
    un enorme saludo y un abrazo, pero sobre todo mis mejores deseos para este año nuevo que comienza !