A veces, cuando espero a las estrellas bajar, dejando entrar al viento, dejando escapar mis sueños, alejándose sin miedo, recuerdo esas fantasías maltrechas, de los sueños deborados en color azul; a veces en ese frio que nos regala la noche, mi mente da vueltas, viaja y me pongo a volar, todo llega en imagenes color sepia con tonos naranja, algunos garabatos, palabras irreconocibles e ideas trantando de huir, de ser masticadas en bocas ajenas; esos anhelos se convierten en un mundo o un instante, un beso bajo una lluvia rojiza, barnizada por la luz de luna, un beso atento y quebradizo que se disfraza de animal salvaje, de juego sensual, que después intenta esconderse entre el murmullo y las risas; cuando la esquinita de mi alma lográ despertar y entender como llego hasta aquí; cuando una caricia desvergonzada logra alcanzar la parte baja de mi espalda y asi retorcer mi respiración, sentir como las rodillas intentan jugarme chueco y perder el suelo, cuando el aliento se evapora sin despedirse y me doy cuenta que todo esta mejor, envuelto en su mirada y denuedo, resguardado en esa complicidad y desfio al mundo, solo al ver mi reflejo en sus ojos, donde el juego de las estrellas nos prometen perderse

7 complices cínicos

  1. HoanHesuusu on 15 de julio de 2009, 0:23

    Insisto, ¿cómo haces para ser tan descriptivo con las emociones? De repente me parece que tienes una detallada taxonomía de las manifestaciones físicas de las emociones... Y, además, tus entradas suelen ser un torrente de emociones que fluyen con fuerza, destinadas a abrirse paso hasta el final, pero que pueden ahogar al lector.

    Me gusta mucho cómo escribes. Envidio como escribes.

     
  2. ®øЮïgõ on 15 de julio de 2009, 0:40

    El sabor dulce de la vida, y hasta el amargo nos lo regalan las emociones, ¿como podemos dejar pasar la sensacion del roce de unos labios en el lugar indicado, el suspiro que se escapa cuando nuestra cadera esta apunto de estallar en la intimidad?

     
  3. Honey on 19 de julio de 2009, 14:23

    No es la insistencia de la sosobra, si no es la perfeccion del que la relata, o la inspiracion del lector. Eres muy bueno.

     
  4. HoanHesuusu on 27 de julio de 2009, 21:26

    Hace rato que leí tu respuesta a mi comentario... hace unos once días. En el momento, tuve una respuesta para mí, pero muy personal en el momento para compartirla. Ahora, encontré una palabra para resumirla:

    miedo.

    El significado real, el desplegado detallado de lo que quiero decir con ése término abarca no sólo el campo semántico propio de la palabra, sino también zonas de campos vecinos. Pero por el momento, es lo mejor que puedo dar...

    ... además de dejarte saber que sí leí tu respuesta y que aprecio que te hayas molestado en escribirla.

     
  5. The G Spot Blog on 30 de julio de 2009, 16:21

    Porque ya no escribeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeees?????

     
  6. +@ydee on 5 de agosto de 2009, 10:41

    Te quiero Rodrigo, aunque no lo creas, me salvaste la vida llevándome a México. No he hablado del asunto con nadie como contigo, y tu sabes que no hemos hablado al respecto. Pero has estado ahi, y con eso me basta. Te ganaste el cielo. Gracias de verdad, muchas gracias. Te quiero.

     
  7. HoanHesuusu on 29 de agosto de 2009, 11:01

    Ro,

    Extrañándote. ¿Nada nuevo que comunicarnos?

    Te mando saludos y te deseo días muy bellos.